Un papiro blanco con letras dentro

IA para descifrar un papiro de 2.000 años de antigüedad.

En el año 79, la erupción del Vesubio preservó la Villa de los Papiros en Herculano, que albergaba una biblioteca de más de mil volúmenes clásicos. A lo largo de los años, instituciones han intentado descifrar los papiros, pero la tarea ha sido desafiante debido a la doble dificultad de preservar el contenido y descifrar la tinta negra ennegrecida por el volcán.

La inteligencia artificial se presenta como una solución para acelerar este proceso. La Universidad de Kentucky lanzó el Vesuvius Challenge, un concurso que premia el desarrollo de programas con inteligencia artificial capaces de descifrar papiros analizados por rayos X. Esto marca un cambio de un enfoque artesanal a uno a gran escala.

Luke Farritor, estudiante de Nebraska, ganó el premio “primeras letras” al desarrollar un algoritmo que detecta letras griegas en un papiro carbonizado. Este avance promete hacer legibles cientos de textos que han permanecido ilegibles durante siglos. La primera palabra leída fue “púrpura”, asociada al poder en la antigua Roma.

La biblioteca en cuestión contiene más de 600 pergaminos intactos y sin abrir, conservados en la Biblioteca Nacional de Nápoles. Descifrarlos podría revolucionar el conocimiento sobre la antigüedad clásica. El profesor Brent Seales de la Universidad de Kentucky ha liderado esfuerzos utilizando inteligencia artificial para “desenrollar virtualmente” estos papiros, y el Vesuvius Challenge ha motivado la colaboración global.

Farritor identificó letras griegas en imágenes de papiros gracias a sutiles diferencias en textura, denominadas “craquelado”. Este logro destaca cómo la inteligencia artificial transforma el estudio de textos antiguos. La esperanza es descifrar la “biblioteca invisible”, textos físicamente presentes pero ilegibles.

El gran premio del Vesuvius Challenge busca la lectura de cuatro o más pasajes antes de fin de año, generando un optimismo desbordante entre los participantes. La tecnología podría revelar el contenido de una biblioteca antigua preservada bajo las cenizas del Vesubio durante casi 2 milenios.

Tags: No tags

Leave A Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *